Ikas-art 2010

Del 17 al 20 de Junio participo en Ikas.art. Una muestra de arte universitario donde las facultades de Bellas artes nacionales e internacionales, muestran las obras de sus alumnos. La muestra se celebra en BEC!. Estaré en el stand de la Universitat de Barcelona.

Bilbao Exhibition Centre – BEC! – Pabellón 6. Ronda de Azkue, 1, Bilbao.

http://www.ikas-art.com/

Seres extraños

El zorro. 2010. 29,7 x 42 cm. Técnica mixta en papel con cera virgen

 

Náyade. 2010. 29,7 x 42 cm. Técnica mixta en papel con cera virgen.

 

El gato. 2010. 29,7 x 42 cm. Impresión digital y dibujo sobre un soporte con cera virgen.

 

El pájaro. 2010. 29,7 x 42 cm. Técnica mixta en papel con cera virgen

 

Yumak. 2010. 29,7 x 42 cm. Impresión digital y dibujo en un soporte de papel con cera virgen.

 

Ares. 2010. 29,7 x 42 cm. Impresión digital y dibujo en un soporte de papel con cera virgen.

Ángeles Rodríguez. Seres extraños. 2010. 29,7 x 42 cm. cada uno. Técnica mixta en papel con cera virgen.

A partir de diferentes estudios sobre el dibujo de anatomía y el retrato me planteé captar momentos del futuro. Hay personas que son adictas a las operaciones de estética, algunas quieren poseer una belleza felina, otras el misterio de un ave exótica. Quizás algunas aparentar dureza, dulzura o sensualidad. Con los avances en la ciencia y la tecnología que están surgiendo, quizás dentro de poco estas personas podrán cumplir su sueño. El proyecto muestra retratos que son híbridos de personas y animales. Algunos solo se insinúan, otros se desvanecen y otros quieren salir de su pesadilla. Así uno a uno muestra una identidad única, de ciencia ficción. Los personajes dialogan entre ellos, se seducen y se atacan. Es un mundo imaginario que se despierta a partir de estos seres extraños.

En el fondo son personas frágiles, la fragilidad de estas personas está representada con la sutileza del dibujo y la fragilidad del soporte. Las principales técnicas utilizadas son el dibujo sobre papel y el retoque fotográfico digital. En una parte del proyecto he utilizado como soporte cera de abeja virgen decolorada. Esto aumenta el misterio de la imagen y además la deja inaccesible y hermética. El olor de la cera virgen junto con su tacto suave envuelve el dibujo de sensaciones. Otra parte del trabajo consta de dibujos a lápiz, muy sutiles, de 30 X  30 cm., sobre papel vegetal, de un color parecido a la piel curtida. Estos dibujos son una especie de catálogo de posibles transformaciones. Actualmente estoy empezando a trabajar otras partes del cuerpo y también tengo el propósito de trabajar con la medida natural de la figura humana utilizando retoque fotográfico y dibujo, en soporte de cera.

Imágenes secretas. Picasso y la estampa erótica japonesa

Desde el día 5 de Noviembre de l 2009, hasta el 14 de Febrero del 2010, pudimos deleitarnos con la exposición de estampas eróticas japonesas, que se realizó en el Museo Picasso de Barcelona. Imágenes secretas está enfocada a la relación que tuvo Picasso con estos grabados. He escogido esta muestra porque me ha gustado mucho y es la que más se relaciona con mi proyecto, por la sutileza que caracteriza el arte japonés y el misterio que envuelve la exposición. El montaje me ha parecido muy adecuado y original. En la primera sala de la exposición vemos un grabado que muestra las habitaciones de un prostíbulo de Japón. Dicha disposición sirve como estructura de la exposición. El hilo conductor de la muestra es muy ordenado y claro. Empieza la exposición con obras significativas que ilustran como entró la estampa japonesa en Cataluña: imágenes de Picasso, Ramón Casas y Els 4 gats.

Una de las obras a las que se le da relevancia en la muestra es la de Bussejadora i pop (1814), de Katsushika Hokusai. La obra es de gran erotismo y ha inspirado a numerosos artistas de la época, entre ellos Picasso. En las obra Dona i pop (1903) y Le Maquereau (1902-3) que se muestran en la sala, se aprecian las similitudes. Me he fijado especialmente en este grabado, ya que el tema de mi trabajo está relacionado con personas y animales.

La iluminación la he encontrado muy apropiada, ya que es muy tenue y cálida, aumentando así la sensación de intimidad. Se agradece que las luces no hagan reflejos molestos cuando observamos las obras. Los colores oscuros de las paredes, rojo y negro, junto con la iluminación, crean un ambiente íntimo y secreto, a la vez que no quitan protagonismo a las obras. Además de los grabados, en la muestra encontramos diversos materiales, todos muy bien escogidos: libros que contienen las estampas, pósters, fotografías, proyecciones que muestran en gran tamaño algunos grabados shunga, etc.  Las fotografías en blanco y negro de espectáculos de la artista Sadayakko llaman la atención. Aparecen proyectadas sobre la pared y curiosamente los tiempos son diferentes para cada foto. En una se detiene más para poder apreciar bien una de las imágenes. Si seguimos avanzando por el misterioso pasillo en penumbra, vemos unos bocetos de Picasso. La artista encargo un cartel a Picasso pero ésta no le pagó el trabajo y el proyecto no se llevó a cabo, pero se muestran los bocetos preparatorios. También al lado de éstos, un retrato de Sadayakko dibujada como una señora de la alta burguesía catalana, realizado por Ramón casas.

Los grabados shunga, vocablo cuyo significado es escenas primaverales, estaban censurados en la época. Me ha llamado la atención, que algunos curiosamente tienen una forma muy estrecha y alargada porque los enrollaban en el brazo, bajo los kimonos, para transportarlos de un lugar otro. Todos los grabados destilan delicadeza, poesía y misterio.

Picasso siempre negó que en algún momento se inspirara o tuviese influencia del japonismo pero la exposición nos intenta demostrar cómo el artista sí parece haber estado influenciado por los grabados eróticos japoneses. Al lado de algunos grabados se encuentra la obra de Picasso en la que se aprecian las similitudes. Al final de la exposición, en una vitrina, hay una muestra de utensilios de grabado como, por ejemplo, los cuencos con restos de pigmento, dos planchas y los materiales e instrumentos utilizados para grabar la obra. Podemos ver cada paso de realización, junto a la obra acabada. Esta parte la he encontrado muy instructiva e interesante. En general la exposición me ha gustado mucho.

Catálogo de transformaciones


Luca. 2009. 30 x 30 cm. Grafito sobre papel vegetal

 

 

Oriente.2009. 30 x 30 cm. Grafito en papel vegetal.

 

 

Gato salvaje. 2009.30 x 30 cm.  Grafito sobre papel vegetal


Serpiente. 2009.30 x 30 cm.  Grafito sobre papel vegetal

 

 

Ángeles Rodríguez. 2009. Catálogo de transformaciones. Grafito sobre papel vegetal. 30 x 30 cm. cada uno

Exposición de Los Esquizos

Arte Figurativo Madrileño de los años 70 en la Fundació Suñol de Barcelona.

Desde el pasado 16 de Octubre y hasta el 6 de Enero del 2010,  podemos ver en la Fundació  Suñol de Barcelona una muestra de Los Esquizos de Madrid, un grupo de jóvenes artistas que representaban en los años 70, la Nueva Figuración Madrileña. La muestra reúne 62 obras fechadas entre 1970 y 1985. La exposición está organizada entre la Fundación Suñol y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, donde también estuvieron expuestas las obras. Hasta entonces no se había realizado ninguna retrospectiva del grupo, ni se les había tratado en profundidad. Quizás estaban un poco olvidados y sin darles la importancia que se merecían, aunque son artistas  reconocidos. La exposición está comisariada por Fundació Suñol, María Escribano, Iván López Munuera y Juan Pablo Wert.

El grupo se llama Los Esquizos de Madrid porque así les apodó el grupo coetáneo de artistas barceloneses Trama, que a diferencia de ellos eran completamente abstractos. En la exposición podemos ver obras de Carlos Alcolea, Chema Cobo, Carlos Franco, Luís Gordillo, Martín Begué, Herminio Molero, Guillermo Pérez Villalta, Luís y Rafael Pérez Minguez, Manolo Quejido y Javier Utray. Entre estos artistas se aprecian diferencias y no los une ningún estilo, pero tienen algunas cosas en común como por ejemplo la amistad que compartían y que todos ellos volvieron a la figuración. El trabajo de los Esquizos no era socialmente aceptado, aunque tampoco censurado, y tuvieron el apoyo de coleccionistas, crítica y galerías como Buades, Vandrés y Amadís. En la exposición se muestran algunas obras en homenaje al  prestigioso pintor Luís Gordillo que aunque no pertenecía directamente al grupo, era como el padre de todos ellos y les sirvió de guía.

En esa época (finales de los 70, principios de los 80), en el arte internacional predominaba el minimalismo y el arte conceptual y se decía que la pintura había muerto. En España, eran los últimos años del Franquismo y primeros de democracia. En Madrid se respiraba un ambiente gris y aburrido. Este grupo de artistas querían alejarse de todo esto, hacían lo que querían al margen de tendencias y escuelas. Ellos tenían una manera única de entender el arte y la vida. No estaban directamente implicados en política a diferencia del grupo de artistas de la misma época Equipo Crónica. Es muy representativo de la exposición  el cuadro de grandes dimensiones (dos metros por cuatro), de Guillermo Pérez Villalta llamado Grupo de personas en un atrio o alegoría del arte y de la vida o alegoría del arte y de la vida o del presente y del futuro 75-76, donde aparecen todos los miembros del grupo Los Esquizos, con algunos coleccionistas y teóricos de arte. También del mismo artista, me llegó a emocionar la obra llamada Personajes saliendo de un concierto de Rock en el que aparece Carlos Berlanga y una joven Alaska, dos figuras míticas de la Movida Madrileña. Aunque Los Esquizos empezaron a trabajar en los años 70, durante los 80 coincidieron con la Movida, influenciando notablemente a estos artistas. En aquel tiempo de transición española, en el arte, la música, el cine y la literatura se notaba un clima de libertad. Otras influencias que se aprecian en la exposición son la del artista David Hockney, representadas con numerosas piscinas y colores suaves y planos. En algunas obras querían evocar el sueño americano y la sociedad californiana, relacionados con la idea de placer. También se nota la influencia del pop inglés, de Walt Disney y del cómic. No faltan los colores ácidos y luminosos que recuerdan los efectos de alucinógenos, ni pinturas con ironía, algo de perversión y alguna que otra un poco kitsch. En la exposición hay numerosas referencias a la Historia del arte como por ejemplo los bodegones en primer plano de Guillermo Pérez Villalta y el homenaje a Duchamp en la obra Desnudo bajando una escalera III de Carlos Alcolea. Es una exposición que recomiendo, ya que forma parte de nuestra historia y es una buena oportunidad para conocer a estos artistas españoles.

http://www.fundaciosunol.org/fundacio_sunol/la_fundacio.php