Ángeles Rodríguez. S/t. 24 x 34 cm. Técnica mixta en papel con cera virgen. 2015.

Anuncio publicitario

DAISETZ TEITARO, S.

SUZUKI, D.T. (1985). Budismo Zen. Barcelona: Kairós

«Uno de los maestros Kano fue requerido en una ocasión con objeto de pintar un

dragón en el techo de uno de los principales edificios pertenecientes a Myosynzi.

Quería hacer del dragón una de sus obras maestras, pues el templo tiene una larga

existencia y allí se encuentra gran número de insignes obras artísticas de todo tipo.

No obstante, no acababa de sentirse plenamente capacitado para semejante tarea. El

dragón es, claro está, una criatura mítica, y el pintor no pretendía, lógicamente, que

su obra pareciera un genuino dragón. Aspiraba a creerlo de su propia imaginación,

pleno de vida y espíritu, de manera que el animal, aunque grotesco en apariencia,

sería el propio pintor tomando vida en un mundo imaginario. La realización de tal

proyecto no era tarea fácil. La realidad de los sentidos trabajaba incesantemente en

su contra en cuanto se esforzaba por remontarse hacia los cielos de sus fantasías

artística. El pintor recurrió finalmente al abad de un monasterio Zen, un gran maestro

de aquella época, y le preguntó sobre la forma de proceder en su trabajo. El maestro

le dijo simplemente: «Conviértete en dragón». El artista Kano no acabó de entender

cómo debía interpretar el consejo, pero tras mucha reflexión, la idea comenzó a ser

comprendida. Cuando finalmente regresó a donde estaba el maestro, no era ya un

simple artista tratando de pintar un dragón, sino el propio dragón. El maestro le orientó

entonces sobre la forma de avanzar en su trabajo. Se trataba pues, de un dragón

pintándose a sí mismo, no de un artista humano tratando de representar una criatura

mítica. La obra todavía puede ser contemplada hoy en día, tan como el artista la pintó

en blanco y negro, en el techo del templo.» (SUZUKI; 1960:105)

SUZUKI, D.T. (1960). Budismo zen y psicoanálisis. Nueva York: Harper and Brothers.

«El abad de cierto monasterio Zen quería que el techo del Salón Dharma fuera

decorado con un dragón. Se pidió a un notable pintor que hiciera el trabajo. Aceptó,

pero se lamentó de no haber visto nunca un verdadero dragón, si es que éstos existían

realmente. El abate le dijo: “No le importe no haber visto a esa criatura. Conviértase

en uno, transfórmese en un dragón viviente y píntelo. No trate de seguir el molde

convencional.”

El artista preguntó: “¿Cómo puedo convertirme en dragón?” Replicó el abad: “Retírese

a sus habitaciones privadas y concentre en eso toda su mente. Llegará el momento en

que sienta que debe pintarlo. Ése es le momento en que usted se habrá convertido en

dragón y el dragón lo impulsa a darle una forma.” El pintor siguió el consejo del abad

y, después de varios meses de grandes esfuerzos, cobró confianza en sí mismo al

verse en el dragón que surgía de su inconsciente. El resultado fue el dragón que vemos

ahora en el techo del Salón Dharma en el Myoshinhi, Kyoto.» (SUZUKI; 1960:21)

DelicARTessen 12 a la Galeria Esther Montoriol

DelicARTessen 12  en la Galería Esther Montoriol, es una exposición selecta de arte en pequeño formato, donde podréis ver mis nuevos trabajos. Inauguración: 29 de noviembre del 2013.  Exposición: Del 30 de noviembre del 2013 al 10 de enero del 2014.

DelicARTessen 12 a la Galeria Esther Montoriol, és una exposició selecta d’art de petit format, on podreu veure els meus nous treballs. Inauguració: 29 de novembre del 2013. Exposició: Del 30 de novembre del 2013 al 10 de gener del 2014.

http://www.montoriol.com/

www.angelesrodriguez.com

Un animal soñado por Kafka

BORGES, J. L. (2007). El libro de los seres imaginarios. Barcelona: Editorial Destino.

Un animal soñado por Kafka

« Es un animal con una gran cola, de muchos metros de largo, parecida a la del zorro. A veces me gustaría tener su cola en la mano, pero es imposible; el animal está siempre en movimiento, la cola siempre de un lado para otro. El animal tiene algo de canguro, pero la cabeza chica y oval no es característica y tiene algo de humana; sólo los dientes tienen fuerza expresiva, ya los oculte o les muestre. Suelo tener la impresión que el animal quiere amaestrarme; si no, qué propósito puede tener retirarme la cola cuando quiero agarrarla, y luego esperar tranquilamente que ésta vuelva a atraerme, y luego volver a saltar.» Página 7

FRANZ KAFKA: Hochzeitsvorbereitungen auf dem Lande, 1953.

http://biblio3.url.edu.gt/Libros/borges/imaginarios.pdf

http://goo.gl/XZaika

Reseña de ‘El artesano’

 

<El trabajo bien hecho por el simple hecho de hacerlo bien>

 SENNET, R. (2009). El artesano. Anagrama: Barcelona.

El artesano es un libro de sociología que pertenece a una trilogía sobre cultura material. Éste se divide en tres partes claramente diferenciadas. En la primera el autor profundiza sobre diferentes aspectos de la artesanía. El libro hace un recorrido por la historia de la ésta y explica, por ejemplo, como funcionaban los talleres medievales. También habla sobre la vida, manera de pensar, trabajar y detalles importantes, de algunos artesanos destacados. Algunos de ellos son Stradivarius o Cellini. Además se centra en antiguos oficios como el de orfebre, el luthier o los tejedores de seda. El paso de cómo estos oficios pasaron de la artesanía a la industria, es muy interesante. Richard Sennett nos muestra la historia de diferentes artesanías, como la de hacer papel o la elaboración del ladrillo, la cual, jamás pensé que sería tan interesante.

 El libro se detiene en algunos puntos significativos de la historia de la artesanía, comparándolos con la vida de hoy en día o como está vista la artesanía en empresas actuales.

 Es muy interesante la explicación que hace el autor sobre la Enciclopedia o diccionario de artes y oficios editado principalmente bajo la dirección de  Diderot. Estuvo muy de moda en la época de la ilustración y da una explicación  muy fiel de los talleres y artesanos de la época. El diccionario explicaba como se hacían las cosas prácticas y proponía maneras de mejorarlas. Diderot defendía la artesanía al igual que Ruskin, del que habla extensamente en el libro. Ruskin era un romántico en contra del progreso industrial.

El libro trata temas como la utilización de la mano o la máquina. Pone de ejemplo el programa de software informático para ingeniería, diseño industrial o arquitectura CAD. En este vemos un mal uso de la máquina. Los trabajos que se realizan con CAD, a mano tienen ciertas ventajas importantes. El autor diferencia el trabajo hecho a mano, del realizado con la máquina y explica las ventajas de cada uno. Hablando de la artesanía de hoy en día, también describe el trabajo de los programadores de Linux. Estos son artesanos por la importancia que le dan al trabajo bien hecho.

 En el S XIX, las transformaciones industriales afectaron a la artesanía y a los artesanos. Las máquinas fueron una amenaza para el artista-artesano. Cuando, empezaron a aparecer, también empezaron a desaparecer algunos empleos de personas cualificadas. Pero poco a poco también han ido apareciendo nuevos trabajos. En la actualidad con la revolución tecnológica también ha habido un cambio similar, pero han aparecido nuevos empleos,  como por ejemplo, el de Blogger o los relacionados con la ingeniería informática.

 Uno de las labores de la artesanía es transmitir los conocimientos y habilidades adquiridos del artesano, a otras personas, sean sucesores o aprendices. Esto se convierte en todo un problema, porque la mayoría de aptitudes, no se pueden explicar fácilmente. Es el conocimiento tácito. De esta manera, por ejemplo, Stradivarius no pudo, o no supo explicar su talento, ni genialidad a sus sucesores.  Jamás nadie ha podido copiar sus violines. Uno de los motivos del conocimiento tácito se debe a que nuestro lenguaje es muy débil.

 Según el libro, el primer objetivo de la artesanía no es el de ganar grandes fortunas, a diferencia de las empresas. Pero lo ideal sería trabajar enfocando la energía en realizar un trabajo bien hecho y que éste tenga su recompensa económica justa. La artesanía no solo tiene una recompensa económica sino que también produce satisfacción al artesano o al espectador, al contemplar un trabajo bien hecho.

 Los objetos artesanales de antes duraban más que la mayoría de hoy en día,  elaborados con maquinaria moderna. El objetivo principal del empresario es tener el máximo de beneficio posible.

 Aunque la máquina consiga una perfección técnica incomparable, tiene mucha resistencia y no se cansan, jamás conseguirá transmitir la poesía y emociones que consigue un ser humano al realizar un objeto material. El sentimiento, expresividad y la frescura de la espontaneidad, no se pueden perder nunca, ya que aportan sensaciones agradables en el que realiza la obra y en el que la ve. También hay que decir que en el arte contemporáneo esta muy valorado el concepto de la obra.

 En la segunda parte del libro, el autor habla sobre conexiones entre el ojo, la mano y la cabeza. Profundiza sobre otros aspectos de la artesanía más relacionados con el cuerpo. La relación del cuerpo con las herramientas.  También explica la resistencia exterior o interior que nos encontramos al realizar un trabajo. Habla sobre los límites de la resistencia, los cuales son ambiguos.

 Este verano he asistido al taller de grabado de la artista Roser Sales, en el barrio gótico de Barcelona. Una compañera del taller, ha realizado un curso de grabado en Mallorca, con un maestro japonés. Ella me cuenta las instrucciones de su maestro y comenta que en Japón el artesano y el artista no están tan distanciados como en la cultura occidental, donde el artista parece bañado de una inspiración divina. Actualmente, en Japón la técnica y la labor de artesano tienen más valor que en occidente y la palabra artesano no tiene menos valor que la palabra artista.

 Si hablamos de arte, actualmente hay artistas que utilizan las máquinas para elaborar sus proyectos: El video o herramientas de software informático como PhotoShop. Hay proyectos inspirados en la frialdad y repetición de las máquinas. No todo es calidez en el trabajo manual.

Cuando en el trabajo de artesanía se implica las emociones del “artesano”, sus ideas y lo lleva a su terreno, el trabajo artesanal pasa a ser un trabajo artístico. Un trabajo bien hecho solo por el hecho de hacerlo bien. Por el placer del artista y sin pensar en su recompensa económica. Esta es una de las mayores diferencias del trabajo artístico del de la artesanía: el aspecto intelectual y emocional. La mezcla del trabajo, con el mundo interior del artista.

 El libro está muy bien documentado. Es un libro muy condensado y de gran interés. Toca muchos aspectos diferentes de la artesanía y de los artesanos. Me ha gustado mucho del libro, que no está centrado solo en la artesanía entendida como tal. La imaginamos como un taller más bien antiguo y un trabajador talentoso y aplicado. El autor ve la artesanía como cualquier trabajo bien hecho, solo por el hecho de hacerlo bien o del aprendiz con la intención de llegar a realizarlo. Habla de la labor de darle una buena educación a los hijos o de cómo se debe explicar correctamente una receta de cocina. El libro recurre a muchas fuentes diferentes, personas o libros para hablar del tema. Es un frasco de información comprimida y condensada, donde el que lo lee puede ampliar la información con las interesantes menciones y citas que hace el autor.